The Lord of Destruction

De Diablo 3 ESP Wiki
Saltar a: navegación, buscar

Lord of Destruction es el quinto acto de Diablo II: Lord of Destruction. Lleva el nombre de Baal, el Señor de la Destrucción, cuyo rastro sigue a las tierras bárbaras de Entsteig.

Historia

Después de pasar por el portal que abre Tyrael después de la derrota de Diablo en el Santuario del Caos, el jugador llega a Harrogath, el último bastión de la Orden de las laderas del monte Arreat, en las propias palabras de Malah. Al principio, nadie excepto Malah, que se cree que el jugador sea de alguna utilidad en el conflicto que siguió contra las legiones demoníacas de Baal aparte de ser carne de cañón para los bárbaros, en especial el último miembro sobreviviente del Consejo de Ancianos condenados, Nihlathak. Sin embargo, el jugador rápidamente demuestra su valía cuando se supera a uno de los más fuertes generales de Baal, Shenk el supervisor, en el combate, detener el asedio de Harrogath. Larzuk el Herrero ofrece sus servicios al jugar agregando gratis un hueco a lo que el jugador necesite, un servicio que normalmente no da a nadie.

Qual-Kehk aún quiere demostrar su valía. Él envía al jugador en las tierras altas glaciales para rescatar a algunos de los bárbaros que han sido mantenidos cautivos por las fuerzas de Baal. Pronto, el jugador encuentra que las fortificaciones mismas que los bárbaros construido para albergar a los demonios a raya se están utilizando en contra de los mismos bárbaros de la Legión. El jugador tiene éxito en el rescate de los cautivos guerreros bárbaros y gana la confianza de Qual-Kehk, que permite que algunos de sus guerreros para ayudar al jugador en su búsqueda. Cuando las noticias de los diferenciales de los jugadores de las hazañas, las solicitudes Malah del jugador para ayudarla en algo que estaba empujando su mente, la hija del Jefe del Consejo de Ancianos, Anya había desaparecido. Y ella siente que Nihlathak es responsable de su desaparición. El jugador sigue las pistas Malah al pasaje cristalino, donde se encuentra Anya atrapada en una prisión de hielo. Anya es rescatada y Nihlathak desaparece.

Anya, explica los planes reales de Nihlathak, dar a Baal una la reliquia de los antiguos de Harrogath, al hacerlo, Nihlathak, ha permitido a Baal pasar a la Piedra del Mundo sin obstaculos. Baal espera corromper la Piedra del Mundo, un acto que condena totalmente al mundo de Santuario. Baal satisface a Nihlathak con su templo. Por lo tanto, el jugador le sigue, tratando de detener al traidor que a condenado el mundo. Después de encontrar y derrotar a Nihlathak el jugador busca en su guarida la reliquia, pero no la encuentra. Baal ya la tiene y corre hacia la Cumbre.

El jugador sigue a Baal y cumple con los Antiguos, los espíritus de los Nephalem. Después de una gran pelea, los antiguos son derrotados y el héroe demuestra que es digno. Los Ancianos permiten el paso jugador que le corresponde a la Cámara Worldstone.

Pero Baal ya estaba dentro de la sala de espera para el jugador. Siguiendo el ejemplo de su hermano caído, él llama a sus mejores guerreros de debajo el infierno. El cuerpo a cuerpo en el interior de la Cámara de la Piedra del Mundo termina en Baal huyendo en el interior del corazón de Arreat , donde el jugador lucha contra el Señor de la Destrucción y pone fin al reinado de los demonios mayores sobre Santuario. Tyrael aparece, informando al jugador de que Baal, aunque derrotado, logró corromper la Piedra del Mundo. La piedra ahora drena las energías del mundo, lo que debilita las fronteras entre Santuario y los Ardientes Infiernos. Esto permitiría a las hordas del infierno entrar en el reino sin obstáculos mortales.

Tyrael, después de permitir que el héroe alcanze la seguridad, se procede a destruir la Piedra del Mundo.

A pesar de que los demonios mayores no estan más, todo el mundo teme por el futuro. Las invasiones demoníacas parecen inminentes, ya que las fronteras entre los reinos se han debilitado. Los años pasan, pero no pasa nada. Veinte años después, ha terminado realmente?


Búsquedas

Muerto Diablo, nuestra misión es acabar con su hermano, Baal, Señor de la Destrucción. Un portal abierto por el arcángel Tyrael nos llevará a las tierras de los bárbaros, a la ciudad de Harrogath, donde tendremos que prepararnos para afrontar una serie de peligrosas aventuras.

BUSQUEDA 1- EL SITIO DE HARROGATH

Tras hablar con Larzuk, obtendremos nuestra primera misión: acabar con Shenk, el líder de las fuerzas que están cercando la ciudad. Encontrar a Shenk es bastante sencillo. Se encuentra hacia el norte, poco antes de llegar a la siguiente área del mapa (las Tierras Altas Glaciales). Está bien rodeado de Merodeadores y Esclavos, a los que tendrás que atraer para ir matándolos poco a poco, salvo que seas un jugador un tanto kamikaze. Aunque Shenk es un objetivo bastante fácil una vez que acabes con sus acompañantes, debes desconfiar, sobre todo en los niveles Pesadilla e Infierno. Cuando termines con él, habla con Larzuk, quien recompensará tus esfuerzos añadiendo ranuras al objeto de tu elección.

BUSQUEDA 2- RESCATE EN EL MONTE ARREAT

Qual-Kehk te encomendará rescatar a varios de sus hombres, que han caído en manos del enemigo. Suman un total de quince, repartidos en tres jaulas repartidos aleatoriamente en las Tierras Altas Glaciales. Aunque encontrar estas jaulas no es difícil, ya que suelen estar próximas entre sí, la zona está repleta de enemigos muy poderosos, como los pequeños diablillos lanzadores de misiles de fuego, que son capaces de teletransportarse lejos de tus golpes. Cuando rescates a los prisioneros, Qual- Khek te entregarás tres Runas (con las cuales, en teoría, puedes crear un objeto Rúnico) y te permitirá contratar mercenarios Bárbaros.

BUSQUEDA 3- LA PRISION DE HIELO

Tras las Tierras Altas Glaciales, encontrarás una nueva área, la Meseta Arreat. Allí tendrás que buscar una entrada en las montañas, que te dará acceso al Pasaje Cristalino. Dentro de este laberinto, tendrás que buscar la entrada al Río de Hielo. Allí, y custodiada por un enemigo único elegido aleatoriamente y sus esbirros, se encuentra Anya, atrapada por el hielo. Tendrás que volver a Harrogath y hablar con Malah, para que te de una poción que permita descongelar a la prisionera. Cuando las rescatas, habla de nuevo con Malah para obtener tu recompensa, y luego con Anya (la una te da un Hechizo que aumenta tus resistencias, la otra un objeto Raro aleatorio).

BUSQUEDA 4- TRAICION DE HARROGATH

La propia Anya te haré conocer tu siguiente misión. Te abrirá un portal hacia el Templo de Nihlathak, donde tendrás que acabar con un hechicero maligno. El Templo dispone de tres niveles, en el último de los cuales encontrarás a tu enemigo. Cuando te enfrentes con él, sé muy cuidadoso, ya que emplea un hechizo que revienta los cadáveres, y una sola de esas explosiones pueden acabar con tu personaje. Mira, por lo tanto, por donde pisas, y procura alejarte de cualquier enemigo caído. Muerto el hechicero, Anya te otorgara una recompensa muy peculiar: personalizar con tu nombre un objeto de tu elección.

BUSQUEDA 5- RITO DEL PASO

Para la siguiente misión, tendrás que volver al Pasaje Cristalino, buscar allí la entrada a la Senda Glacial, y una vez allí, buscar una salida que te lleve a la Tundra Helada. Allí, en las faldas de las montañas, se abre el acceso al Camino de los Antiguos. Dicho camino termina exactamente en la cima del monte Arreat, y verás a tres estatuas rodeando un altar. Cuando toques éste último, se te informará de que debes vencer a las estatuas (en realidad espíritus de guerreros) para ganarte el pase a la siguiente zona. Esta lucha es especialmente complicada porque no podrás usar pergaminos de Portal. Si lo intentas, se te informará que estás violando las reglas del combate, y las estatuas volverán a su posición inicial (es decir: que tendrás que empezar la lucha desde el principio). Si consigues vencer, obtendrás como recompensa una subida automática de nivel y completar la busqueda.

BUSQUEDA 6- VISPERA DE DESTRUCCION

Bien. Vencidos los guerreros, podrás acceder a la Torre del Homenaje, en cuyo nivel más profundo se esconde el Trono de la Destrucción. Cuando te aproximes a Baal, éste invocará a un enemigo único y a sus esbirros. Cuando acabes con ellos, aparecerá otro enemigo único, más poderoso que el anterior. Tendrás que repetir esta secuencia cinco veces, antes de que Baal desaparezca por un portal que tiene a sus espaldas. Persíguelo, y tendrás la oportunidad de pelear contra él.

Baal, como no podía ser menos, es tremendamente duro. Uno de sus ataques más devastadores es una ola de frío, que además de reducir dramáticamente tu nivel de vida, entorpecerá tus movimientos durante un buen rato. Por si esto no fuera poco, Baal es capaz de clocarse (es decir, de crear una réplica de sí mismo). La mejor estrategia es, por supuesto, ignorar las copias y centrarse en el verdadero Baal. Terminado todo, Tyrael lanzará su espada para destruir la corrupción del lugar y terminar con todo...

v · d · e Actos
Diablo II: Acto I: The Sightless EyeActo II: The Secret of the VizjereiActo III: The Infernal Gate
Acto IV: The HarrowingActo V: The Lord of Destruction
Diablo III: Acto I: Fire in the SkyActo II: Battle of AlcarnusActo III: Bastion's Keep
Acto IV: HeavenActo V: Westmarch