Historia

De Diablo 3 ESP Wiki
Saltar a: navegación, buscar

El origen

Esta historia existe desde el principio de los tiempos, donde los guerreros de la Luz y la Oscuridad desatan una guerra llamada El Gran Conflicto. En esta eterna batalla se decidirá cual de las dos utopías (el orden o el caos) llegará al Armagedón y se hará con el control de toda la creación. Las fuerzas de la Luz lideradas por ángeles y arcángeles se enfrentan a los ejércitos de la oscuridad encabezados por los tres demonios primarios llamados Diablo: Señor del Terror, Baal: Señor de la Destrucción y Mefisto: Señor del Odio.

Las leyendas cuentan que tras incontables siglos de batalla hizo su aparición el hombre, quien con su única cualidad de elegir entre el bien y el mal, podía poner fin a la guerra que, desde ese momento, fue rebautizada como La Guerra del Pecado. Pero a diferencia de los ángeles y demonios que vivían en el plano espiritual, el hombre habitaba en un plano físico. Las entidades del más allá se peleaban constantemente por obtener aliados humanos, llegando a veces a romper la tela que separaba el plano real del espiritual. Esto inquietó a dos demonios secundarios llamados Belial y Azmodan que no estaban de acuerdo con la idea de que el ser humano fuera la clave para ganar la guerra. Los demonios desataron una gran rebelión en el infierno, que terminó con el exilio de los tres demonios primarios al mismísimo mundo mortal, Santuario. Este hecho se conoce como The dark exile. (En español El exilio oscuro)

Los demonios exiliados inyectaron en los hombres sus esencias de odio, terror y destrucción provocando muertes y guerras sin sentido que causaron gran dolor a la humanidad. Con el propósito de detener esa locura, un arcángel llamado Tyrael reunió a los más poderosos magos del mundo mortal para formar la orden de los Horadrim. Esta coalición tendría la misión de encerrar a los espíritus de los tres demonios en unos artefactos llamados Piedras del alma, previamente creadas en la cima del Monte Arreat, en la cámara de la Piedra del Mundo.

No fue fácil, ya que los demonios descubrieron que si se apoderaban de un cuerpo humano, aparte de hacerse más fuertes, eran inmunes a los poderes de las piedras. Los Horadrim se vieron obligados a asesinar a las personas poseídas por los demonios para encarar la verdadera esencia espiritual de los Tres. Poco a poco los magos fueron ganando la batalla, logrando encerrar a Mefisto en la piedra y guardándola en una torre de la ciudad de Kurast. El siguiente fue Baal, quien durante la pelea partió su piedra del alma. Como única salida el líder de los Horadrim, el mago Tal Rasha, ofreció su cuerpo para encerrar al demonio incrustándose en su pecho los pedazos que quedaban de la piedra.

Dejaron a Tal Rasha enterrado en una bóveda secreta bajo el desierto de Lut Gholein y se fueron en busca de Diablo. Después de un duro combate lograron aprisionar a este último demonio y construyeron un gran templo subterráneo en una remota ciudad del oeste llamada Tristán. Ahí esconderían la última piedra y jurarían protegerla generación tras generación.

Pasaron alrededor de dos siglos y la orden de los Horadrim se disolvió por completo debido a orgullos y desacuerdos entre los magos que la formaban. El Rey Leoric nombró Tristán como la capital de su reino, Khanduras, y sobre las ruinas del templo de los Horadrim se edificó una catedral para la religión de Zakarum. De alguna forma Diablo corrompió su piedra del alma y esta dejó fluir parte de su conciencia. El demonio se apoderó de la mente del Arzobispo Lazarus, quien intentó entregarle a su maestro el alma más fuerte de Tristán, la de Leoric, enloqueciendo este en su esfuerzo por resistir el control de Diablo. La más grande locura del Rey fue declararle la guerra al reino vecino de Westmarch, condenando así a la mayoría de los guerreros de Tristán.

Su demencia se volvió incontrolable cuando su hijo, el príncipe Albrecht, desapareció misteriosamente. Leoric comenzó una frenética cacería en busca del culpable. Ordenó ejecuciones y castigos a varios de sus súbditos, causando mucho dolor a la gente de Tristán. Ante la incontrolable situación, los caballeros reales liderados por Lachdanan, su más fiel guerrero, organizaron una revolución que terminó con la muerte del Rey Leoric, quien con su último aliento invocó una maldición que condenó a todos sus caballeros a servir a la oscuridad por toda la eternidad.

Pero el príncipe Albrecht seguía desaparecido y Tristán ya no contaba con sus caballeros para buscarlo. Lazarus se aprovechó de la situación y organizó a la gente del pueblo para ir en busca del príncipe quien según este se hallaba atrapado en el laberinto subterráneo. Los campesinos se aventuraron en el laberinto, pero estos no pudieron hacer frente a las horribles criaturas que había ahora en su interior. Todo terminó con una masacre, dejando a Tristán con pocos habitantes, entre ellos Adria, la bruja (quien llega tras estos acontecimientos y cuya razón de su estancia permanece aún en el misterio); Wirt, un muchacho cojo; Pepin, el curandero; Griswold, el herrero; Deckard Caín, el último de los Horadrim; Ogden, el dueño de la taberna; Gillian y Farnharm, el borracho.

La gente de Tristán nunca se imaginó que todo había sido una trampa. El arzobispo Lazarus era el raptor del príncipe Albrecht. Diablo convenció al arzobispo para conseguir a alguien a quien poseer y tener un cuerpo físico. Lazarus raptó al príncipe Albretch y se lo entregó. La piedra del alma fue incrustada en la frente de Albrecht y su cuerpo se transformó monstruosamente, poseído por Diablo. Desesperado, el pueblo de Tristán lanzó una llamada de auxilio al mundo. A esta llamada respondieron las Arpías de la orden del Ojo Ciego, los Hechiceros de la orden de los Vizjerei y por supuesto los Guerreros de Khanduras que quedaban de la guerra de Westmarch.

El Gran Conflicto

Desde el Principio, las fuerzas de la Luz y la Oscuridad entablaron una guerra eterna: El Gran Conflicto, cuyo triunfador surgirá de entre las cenizas apocalípticas para ostentar el dominio sobre toda la creación. Para lograr este objetivo, los Ángeles de los Altos Cielos siguen estrictas disciplinas militares. Los guerreros Serafines golpean a los enemigos de la Luz con espadas imbuidas con recta ira y justicia. Los Ángeles creen que sólo la disciplina absoluta puede restaurar adecuadamente el orden en la miriada de reinos, mientras que los demoníacos habitantes de los Ardientes infiernos sostienen que el caos absoluto es la verdadera naturaleza de todas las cosas.

Las batallas del Gran Conflicto se propagan a través del tiempo y el espacio, transgrediendo a menudo el tejido mismo de la realidad. Desde el Arco de Cristal en el corazón de los Altos Cielos a la arcana Forja Infernal del Mundo Inferior, los querreros de estos reinos eternos viajan donde les lleve su conflicto intemporal. Las hazañas legendarias de los héroes de los reinos van más allá, producen veneración e inspiración.

El más grande de estos héroes fue Izual, lugarteniente del Arcángel Tyrael y portador de la Hoja Rúnica Angelical, Azurewrath, también llamada la Ira Celeste. En una ocasión dirigió un feroz ataque sobre la Forja Infernal mientras la creación de la oscura hoja demoníaca Shadowfang, Colmillo Sombrío, estaba a punto de finalizar. Su misión era destruir arma y portador - una carga que estaba destinado a no completar jamás. Izual fue vencido por las legiones del Caos y trágicamente, se perdió en favor de la Oscuridad. Su destino es testamente del hecho de que Ángeles y Demonios entrarán sin temor en cualquier dominio - mientras sus odiados enemigos habiten en él.

Aunque el Gran Conflicto se prolongó y enardeció más que las estrellas del cielo, ninguno de los bandos podía ganar dominio sobre el otro durante mucho tiempo. Ambas facciones buscaron la forma de cambiar las mareas de la guerra a su favor. Con la ascensión del Hombre a su reino mortal, el Gran Conflicto llegó a un misterioso alto. Ambos ejércitos se detuvieron sin aliento en un punto muerto, esperando a ver de qué lado se pondría el Hombre llegado el momento.

Los mortales poseían la habilidad única de escoger entre la Luz y la Oscuridad, y se creía que éste sería el factor decisivo en el resultado del Gran Conflicto. Así, los agentes de los reinos del más allá, descendieron al reino de los mortales para obtener el favor del Hombre.

La Guerra del Pecado

La venida del Gran Conflicto al reino mortal se conoce como la Guerra del Pecado. Ángeles y Demonios, disfrazándose mientras viajaban entre los hombres, intentaron ganar secretamente a los mortales para sus respectivas causas. Con el tiempo, las fuerzas de la Oscuridad descubrieron que los mortales respondían mucho más a la fuerza bruta que a la coacción sutil, así que comenzaron a aterrorizar al Hombre con la sumisión. Los Ángeles lucharon para defender a la humanidad de esta opresión demoníaca, pero con demasiada frecuencia sus austeros métodos y severos castigos sólo resultaban en la alienación de aquellos que pretendían proteger.

Las violentas batallas de la Guerra del Pecado se produjeron a menudo, pero rara vez era presenciadas por los suplicantes ojos del Hombre. Sólo unos pocos "iluminados" eran conscientes de los seres sobrenaturales que caminaban entre las apiñadas masas de humanidad. Poderosos mortales surgieron y aceptaron el reto de la Guerra del Pecado, aliándose con ambos bandos en el Gran Conflicto. Las hazañas legendarias de estos grandes guerreros mortales sirvieron para ganar del respeto y el odio de los mundos del más allá. Aunque los demonios menores se arrodillaban ante aquellos en posesión de poder y fuerza, también maldecían la misma existencia del hombre mortal. Muchos de estos demonios creían que la muerte traída por la aparición del Hombre era una perversa ofensa a su papel "superior" en el gran esquema de las cosas.

Estos celos del Hombre condujeron a infames y atroces actos de violencia de los demonios contra el reino mortal. Algunos hombres descubrieron este profundo odio y lo utilizaron contra los habitantes del Mundo Inferior. Uno de tales mortales, Horazon el Invocador, disfrutaba invocando demonios y rompiéndolos a voluntad. Horazon, junto a su hermano Bartuc, era miembro del clan Oriental de hechiceros conocido como los Vizjerei. Este místico clan estudiaba los métodos de los demonios y habían catalogado su conocimiento durante generaciones. Engrandecido por este conocimiento, Horazon tomó la obra de los Vizjerei y la pervirtió para su demenciales propósitos. Los habitantes del Infierno deseaban vengarse de este mortal, pero Horazon se las arreglaba para mantenerse bien protegido en el interior de su santuario arcano.

Bartuc, el hermano de Horazon, fue arrastrado hacia la Oscuridad. Se le otorgaron una fuerza y una longevidad extraordinaria, y luchó junto a las legiones del Infierno contra los malditos Vizjerei, y llegado el momento, contra su propio hermano durante la Guerra del Pecado. Aunque Bartuc era famoso entre los guerreros de varios reinos, su dominio en la batalla comportaba un terrible precio. Una insaciable sed de sangre mortal predominaba sobre cada uno de sus actos y pensamientos. Bartuc pronto se volvió adicto a bañarse en la sangre de sus enemigos como lo era a su ingestión, y llegó un momento en que sólo se le conocía como el Señor Guerrero de la Sangre.

Exilio Oscuro

"Siete es el número de los poderes del Infierno, y Siete es el número de los Grandes Demonios."

Duriel, el Señor del Dolor, Andariel, la Dama de la Angustia, Belial, el Señor de las Mentiras, Azmodan, El Señor del Pecado.

Éstos son los nombres reales de los menores de los Grandes Demonios. Durante incontables eras cada uno de ellos ha gobernado su propio dominio en los Ardientes Infiernos, buscando el dominio absoluto sobre sus hermanos infernales. Mientras los Cuatro Menores pugnaban continuamente por el centro de las fuerzas que habitaban sus reinos, los Tres Grandes ostentaban el poder absoluto sobre todo el Infierno. Los Cuatro Menores utilizaron oscuras y malvadas medidas en su búsqueda del poder, y ahí comienza la leyenda del Exilio Oscuro.

Mefisto, el Señor del Odio, Baal, el Señor de la Destrucción, Diablo, el Señor del Terror.


Éstos son los Demonios Primarios del Infierno que enarbolaron su poder como un oscuro triunvirato soberano. Los Tres Hermanos gobernaron sobre los Cuatro Menores con fuerza brutal y maliciosa astucia. Siendo los más ancianos y fuertes de los Demonios, los Tres Hermanos fueron responsables de incontables victorias sobre los ejércitos de la Luz. Aunque nunca mantuvieron el dominio sobre los Altos Cielos durante mucho tiempo, los Tres eran temidos con razón entre sus enemigos y otras criaturas.

Con la ascensión del Hombre y la subsecuente paralización del Gran Conflicto, los Tres Hermanos empezaron a dedicar sus energías a la perversión de las almas mortales. Los Tres se dieron cuenta de que el Hombre era la clave de la victoria en la guerra contra el Cielo, así que alteraron su rígida agenda que tal fielmente habían seguido desde el principio. Este cambio provocó que muchos de los Demonios Menores cuestionaran la autoridad de los Tres, por lo que surgió un gran abismo entre los Demonios Primarios y sus servidores.

Es su ignorancia, los Demonios Menores empezaron a creer que los Tres tenían miedo de continuar la guerra con el Cielo. Frustrados por el cese de la guerra, Azmodan y Belial vieron la situación como su oportunidad para derrocar a los Demonios Primarios y tomar el control del Infierno para sí. Los dos señores demonios hicieron un pacto con sus hermanos menores, asegurándoles que la miserable plaga de la humanidad no interferiría en la victoria definitiva de los hijos del Infierno. Azmodan y Belial diseñaron un plan para reiniciar los entrenamientos, conseguir la victoria en la Guerra del Pecado y finalmente cabalgar la sangrienta cresta del Gran Conflicto directamente a los brazos del Armagedón. Así, se puso en movimiento una gran revolución en que todo el Infierno fue a la guerra contra los Tres Hermanos...

Los Hermanos combatieron con todo el salvajismo del Mundo Inferior, y pasa su crédito, aniquilaron a una tercera parte de las legiones traidoras del Infierno. Sin embargo, al final fueron vencidos por los Muertos Cornudos que lideraban los traidores Azmodan y Belial. Los Demonios Primarios, debilitados y sin cuerpo, fueron desterrados al reino mortal donde Azmodan esperaba que permanecieran atrapados para siempre. Azmodan creía que con los Tres desatados sobre la humanidad, los Ángeles se verían obligados a dirigir sus esfuerzos hacia el plano mortal - dejando así las puertas del Cielo abandonadas e indefensas. Aquellos pocos demonios que aún rendían pleitesía a los Tres Hermanos huyeron de la ira de Azmodan y Belial, escapando al reino de Hambre en busca de sus Amos perdidos.

Mientras los fuegos de la cruenta lucha morían en los campos de batalla del Infierno, Azmodan y Belial empezaron a discutir sobre cuál de ellos ostentaría la más alta autoridad. El pacto que habían hecho pronto se hizo cenizas mientras los dos señores demonios se levantaban uno contra el otro. Las legiones del Infierno que quedaban se polarizaron detrás de cada señor, lanzándose a una sangrienta guerra civil que ha durado hasta este dia...

El Encadenamiento de los Tres

En los antiguos días, antes del levantamiento de los Imperios Occidentales, las oscuras y terribles entidades conocidas como los Tres Demonios fueron exiliadas al mundo del Hombre. Estas entidades eternas vagaron por el naciente mundo y se alimentaron del deseo del hombre, dejando caos y aflicción a su paso. Los Demonios volvieron padre con hijo y condujeron a naciones enteras hacia brutales y estúpidas guerras. Su Exilio del Infierno les había dejado con un insaciable deseo de llevar dolo y el sufrimiento a todos aquellos que no se arrodillaran ante ellos, así que los Tres Hermano devastaron las tierras del Lejano Oriente durante interminables siglos.

En un momento dado, una secreta orden de magos mortales fue creada por el enigmático Arcángel Tyrael. Estos hechiceros debían cazar a los Tres Demonios y poner fin a su maligno y violento comportamiento. La orden, conocida como los Horadrim, consistía en hechiceros procedentes de diversos y numerosos clanes de magos del Oriente. Empleando disparatadas prácticas y disciplinas mágicas, esta extraña hermandad consiguió atrapar a dos de los Hermanos en el interior de poderosos artefactos llamados Piedras Alma. Mephisto y Baal, atrapados dentro de los turbulentos límites espirituales de las Piedras Alma, fueron enterrados bajo las dunas de las desoladas Arenas Orientales.

Los poderes del Odio y la Destrucción parecieron disminuir en Oriente mientras una nerviosa paz se asentaba sobre la tierra. A pesar de ello, los Horadrim continuaron su desquiciada búsqueda del tercer Hermano, Diablo, durante muchas décadas. Sabían que si el Señor del Terror permanecía en libertad, jamás habría una paz duradera en el reino de la humanidad.

Los Horadrim siguieron el rastro de terror u anarquía que se extendía por las tierras de Occidente. Tras una gran batalla que reclamó las almas de muchas almas valerosas, el Señor del Terror fue capturado y encerrado en el interior de las últimas de las Piedras Almas por un grupo de monjes Horadrim dirigido por el Iniciado Jered Cain. Estos monjes llevaron la piedra maldita a las tierras de Khanduras y la enterraron dentro de una caverna sellada cercana del río Talsande. Sobre esta caverna los Horadrim erigieron un gran Monasterio desde el que podrían continuar salvaguardando la Piedra Alma. Con el paso de las eras, los Horadrim construyeron una red de catacumbas bajo el Monasterio para albergar los restos terrenales de los mártires de si Orden.

Pasaron generaciones de Khanduras, y el número de los Horadrim disminuyó paulatinamente. Sin más cruzadas que llevar a cabo, y tan poco hijos con los que sostener su guardianazgo, la antaño poderosa Orden se difuminó en la oscuridad. Pronto, el gran Monasterio que habían construido también cayó en ruinas. Aunque habían crecido y prosperado aldeas alrededor del cascarón del viejo Monasterio, nadie sabía de los oscuros pasajes secretos que se extendían bajo la fría tierra que había bajo él. Nadie podía haber soñado con la ardiente gema roja que latía en el corazón del laberinto...

Diablo 1

Un héroe llega a Tristán y logran acabar con el arzobispo Lazarus, un demonio devorador de humanos y al rey Esqueleto. Por intentar contener a Diablo dentro de si mismo, el héroe se convierte en el Nómada de la Oscuridad y se marcha de Tristán.


Diablo 2 y Diablo 2: LoD

Tras la partida del Nómada de la Oscuridad de la ciudad de Tristán, y el regreso de las fuerzas demoníacas que arrasaron la ciudad de Tristán acto seguido, un grupo de héroes inician una misión para acabar con Diablo y sus hermanos. Esa misión les lleva a Khanduras, rescatan a Deckard Cain de una jaula en Tristán, y comienzan su viaje hacia "el este". Pero antes deben derrotar a la diablesa Andariel, que bloquea el único paso hacia el este. Una vez derrotada, y ya en Lut Gholein los héroes se enteran de que el Nómada de la Oscuridad no viaja solo, le acompaña alguien llamado Marius. Los heroes siguieron el rastro del Nómada de la Oscuridad hasta la tumba de Tal Rasha para encontrarse con el demonio Duriel y enterarse de algo horrible... La piedra del alma de Baal vuelve a ser libre. Baal escapó gracias a que Marius (El misterioso acompañante del Nómada de la Oscuridad) sacara su piedra del alma del cuerpo de Tal Rasha. Y que el Nómada ha marchado a Travincal para liberar a su hermano, Mefisto. Una vez en la selva que hay a las afueras de Kurast, se atisba por primera vez al Nómada de la Oscuridad. La resurrección de Mefisto a nuestro mundo fue breve. Nuestros héroes son testigos. Lucharon contra horrores que apenas se pueden imaginar para derrotarlo y reivindicar su piedra del alma. Aún así, mas tarde el Nómada de la Oscuridad ha completado su transformación en Diablo, había sido completamente conquistado por Diablo en mente, cuerpo y espíritu. Diablo pone marcha hasta su ígneo hogar, y nuestros héroes van asaltar el Infierno Abrasador para poner fin a su existencia de una vez por todas. Afortunadamente, luego de terminar con las bastas legiones de demonios, se logra acabar con Diablo. Las piedras de Mefisto y Diablo son destruidas en la Forja del Infierno. Pero, aun así, después de estos acontecimientos, el Señor de la Destrucción, Baal, engañó a Marius, fingiendo ser Tyrael. Y aunque Mefisto y Diablo fueron destruidos, seguía latente el peligro. Tyrael envía a nuestros héroes a la ciudad bárbara de Harrogath para que maten a Baal y terminen con la amenaza. Se descubre que Izual engañó a Tyrael y reveló a los tres demonios la forma de cómo corromper las Piedras del alma, por lo tanto la revolución del infierno fue una farsa, los mismos demonios habían planeado su exilio al mundo mortal. Ahora Baal quiere llegar hasta la Piedra del Mundo y se desconocen sus motivos. Aunque los héroes destruyeron a Baal, el arcángel Tyrael ha traído malas nuevas. Un objeto de gran poder al que llama la Piedra del Mundo fue custodiado en secreto en la cima de la montaña, y Baal la ha corrompido. Cuando descubre que no puede restaurarla, Tyrael Piensa que la única opción que tiene es destruirla, sin conocer las consecuencias que supone para el mundo de Santuario.


Diablo 3

Han pasado dos décadas desde la última vez que los señores infernales Diablo, Mefisto y Baal deambularon por el mundo de Santuario, cuando Deckard Caín regresa a las ruinas de la catedral de Tristán buscando signos para derrotar el despertar del mal, un furioso heraldo del Apocalipsis cae de los cielos estrellándose en el mismo lugar por el que Diablo había penetrado en el mundo. Este fuego de los cielos reaviva antiguas perversidades y anuncia a todos los héroes de Santuario que ha llegado la hora de defender otra vez el mundo que pertenece a los mortales frente a los poderes que emanan de los Infiernos Abrasadores. Deckard Cain, que ha aparecido en los dos juegos anteriores es ahora acompañado por su hijastra, Leah, un nuevo personaje que acompaña al héroe en misiones de vez en cuando.

La trama girará alrededor de los dos demomios sobrevivientes, Azmodan, Belial y un artefacto conocido como la Piedra del Alma Oscura. El Mapa del mundo de Diablo está compuesto principalmente de dos continentes principales con varias pequeñas islas en la región noroeste. El mundo de Santuario ha cambiado dramáticamente por los acontecimientos de Diablo 2; Lord of Destruction, debido la destrucción de la piedra del mundo



Cronología del mundo de Santuario

El mundo de Santuario tiene mucha más historia de lo que la gente imagina. Es muy difícil situar hechos tan complejos como la guerra del pecado, o situar cronológicamente el resto de libros, al igual que echos que se cuentan en la web oficial.

El acontecimiento que marca el año 1 del calendario no está definido oficialmente, muchos han tomado la fecha como el fin de la guerra entre los clanes de magos, pero NO ES OFICIAL.

Los años en santuario se miden en Año Kehjistaní.



Hace millones de años…

Creación del universo y comienzo del Gran Conflicto entre la Luz y la oscuridad.
Caída de Izual en un intento fallido de invasión del infierno.
Inarius con la ayuda de Lilith crean un grupo de renegados, ángeles y demonios, que renuncian a seguir luchando en el Gran Conflicto.
Los renegados llegan a un remoto lugar en el universo donde unen sus poderes para crear la Piedra del Mundo, Inarius controla el artefacto para empezar a moldear el mundo llamado Santuario.
Durante la creación de santuario se desprenden de una serie de fragmentos, estos se adhieren a "otro ser" para crear una nueva entidad llamada Trag'Oul.
Algunos renegados se emparejan entre sí,  Ángeles y Demonios, dando como resultado una nueva raza, los Nephalem. Híbridos, mitad  ángel mitad demonio, pero mas fuertes que ámbos. Algunos tenían formas grotescas, otros sin embargo, eran seres que rozaban la perfección, los Nephalem son seres Inmortales. Para algunas culturas en santuario éstos ancestros de los humanos son considerados Dioses.
El propio Inarius ve en los Nephalem una abominación que tiene que ser erradicada. Las protestas de sus compañeros le hacen desistir, pero decide poner un remedio. Inarius utiliza la Piedra del Mundo para absorber los poderes de los Nephalem generación tras generación hasta dejarles sin apenas poderes.
Lilith ve en sus hijos y resto de Nephalem un futuro ejército con el que arrasar el cielo y el infierno. El deseo de inarius de erradicar a los Nephalem junto con el deseo de tener un ejército invencible llevan a Lilith a traicionar a Inarius, empezando a matar a los renegados.
Guerra entre Lilith e Inarius por el control de Santuario.
Lilith es desterrada por Inarius al vacío abisal, los Nephalem y las primeras generaciones son “asesinadas”, provocando el primer y único vuelo de Trag’oul sobre santuario. Todos excepto Linarian o Rathma y Bul-Kathos, que se quedaría protegiendo la Piedra del Mundo de aquellos que buscan su poder.

Hace miles de años…

Santuario gira en torno a la ciudad de Kehjan. Donde su habitantes pueden elegir entre dos cultos religiosos: la catedral de la luz, cuyo líder es "El profeta" (No es otro que la forma humana de Inarius), y el culto del templo de la trinidad (temple of the triune), una religión sumida en el engaño cuyo líder es "the primus", el prelado, (que es el demonio Lucion, hermano de Lilith, al que le secundan Astrogha y Gulag. El culto a los espíritus guía, Dialon, Mefis y Bala, es en realidad un culto a Diablo, Mefisto y Baal. Los mercaderes tienen un estatus social burgués y los clanes de magos viven en paz organizados en un gran consejo de magos con los 14 clanes más poderosos del mundo.

- 3000 aprox

Se suceden las primeras migraciones de una parte de la tribu de los Umbaru.

- 2000 aprox

Lilith, adquiere suficiente fuerza para disipar la esfera en la que había sido confinada y consigue encontrar Santuario, donde no solo es capaz de introducirse sin que nadie se percate, más aún, consigue llegar a la Piedra del Mundo y cambiar su resonancia para que los humanos adquieran más poder con el paso de las generaciones.
Durante más de 200 años Lilith vive con los humanos hasta que encuentra al humano con el que iniciar su revolución.

- 1750 aprox

Comienzo de la guerra del pecado, Lilith adopta forma humana haciéndose pasar por una noble de Kehjan eligiendo a "Uldyssian ul-diomed" como heraldo para acabar con los cultos del templo y la catedral.
Lilith utiliza su poder para despertar en Uldyssian el poder de los Nephalem y le enseña esta técnica para despertar a sus amigos y más tarde seguidores a los cuales dará el nombre de Edyrem, que significa "aquellos que han visto". Lilith al revelar su verdadera identidad, Uldyssian la rechaza aunque tiene la determinación de acabar con ambos cultos.
Lucion intenta hacerse con el control de Uldyssian pero es derrotado por este, eso provoca que Lilith se haga pasar por él y que Astrogha informe a su señor, Diablo, que se interesa por el potencial de los humanos.
Mendeln conoce a Trag'Oul, junto con Rathma le explican la historia de santuario y que él es descendiente de Rathma y por tanto de Inarius y Lilith. Le piden ayuda a Mendeln para evitar que santuario se convierta en un campo de batalla del Gran Conflicto, aprovechando ambos bandos el potencial de los humanos.
Rathma guía a Uldyssian hasta la Piedra del Mundo donde la modifica, creando un sexto vértice en los cristales de la piedra. Santuario deja de estar oculto.
El culto del templo de la trinidad es destruido, Gulag es derrotado, aunque Astrogha consigue escapar. Lilith es derrotada y desterrada una vez más por Inarius.
El arcángel Tyrael se introduce secretamente en Santuario, comenzando a evaluar las características de este mundo.
Los Edyrem derrotan a las fuerzas de Inarius fácilmente, en la batalla final aparecen un ejército de Ángeles y Demonios que empiezan a luchar entre sí y también contra los Edyrem y los Nephalem invocados por Rathma.
Uldyssian derrota a Inarius, cortando el vínculo que le unía a la Piedra del Mundo. Uldyssian no es capaz de controlarla, para salvar Santuario, Uldyssian decide sacrificarse. Tras esto el Consejo de Angiris, formado por los arcángeles Imperius, Auriel, Itherael, Malthael y Tyrael; a pesar de estar divididos; deciden no destruir Santuario. Pactan con Mefisto una tregua, por la que los humanos podrán elegir su camino libremente. Ambos bandos acuerdan borrar los recuerdos de la humanidad sobre lo ocurrido, no obstante Rathma protege la mente de Mendeln y es el único que recuerda todo. La humanidad recuerda estos hechos como una plaga.

- 1700 aprox

Akarat funda la religión de los Zakarum por sus visiones del ángel Yaerius.


- 1580 hasta -1560 aprox

Juris Khan accede al trono de Ureh. Juris Khan por medio de su círculo de magos y sacerdotes, intentan teletrasportar a Ureh hacia el cielo, aunque Gregus Mazi consigue desvelar el engaño del ángel Mirakodus y detener el ritual.
Gregus Mazi es encontrado por los Rathmanianos o Nigromantes, una vez sanado, inicia un viaje por el mundo de Santuario buscando los conocimientos adecuados para deshacer el ritual hecho en Ureh.
Gregus Mazi contrata a un grupo mercenarios dirigido por Humbart Wessel para regresar a Ureh, no se volvió a saber nada de ellos.

- 1550 hasta -1530 aprox

El demonio Astrogha comienza a emparejarse con los humanos y crea su propio culto.
Astrogha, es traicionado por un grupo de Vizjerei confinándolo en un amuleto llamado luna de la araña.

- 1500 hasta -1450 aprox

El demonio Kabraxis llega a Santuario.
Kabraxis con la ayuda de Kreghn funda su propio culto en los reinos del oeste, empieza a moverse entre el sur de las tierras bárbaras, Einsteig, las tierras salvajes de Sharval y el norte de Khanduras.
En la ciudad de Ranshim. Kabraxis es asesinado por el guerrero Hauklim con la espada furia de tormenta; Con la ayuda del Vizjerei Jere Harash y de Vheran es desterrado. Todos estos hechos son recogidos por el historiador Dumas Lunas.

- 800 hasta -750 aprox

Los Vizjerei empiezan a experimentar con los Umbarú del norte, creando los primeros Khazra, por lo que estalla una guerra entre ambos bandos.
Los Umbarú del norte capturan a un mago Vizjerei para que les ayude a controlar a los Khazra y transformarse ellos también a cambio de servir al demonio Zagraal.
Los Umbarú del sur entran en guerra con los Khazra, derrotan a Zagraal y son expulsados de sus tierras, los Khazra se dispersaron en pequeñas poblaciones que deambulan por Santuario.

- 500 aprox

Los seguidores de Astrogha preparan el regreso de su señor pero son perseguidos por Rakkis, un paladin y sus hijos. Astrogha se ve obligado a huir a los reinos del oeste. En la frontera del oeste, un Astrogha debilitado vuelve a ser confinado en el amuleto Luna de la Araña, gracias a Rakkis con la ayuda de un grupo de Vizjerei.
Rakkis funda el reino de la frontera del oeste, y cerca de donde fue derrotado Astrogha, funda la capital del mismo nombre, sus hijos crearon grandes ciudades-fortaleza alrededor dando forma al reino.

- 400 aprox

Posible fundación de la ciudad militar de Lut Bahadur en las tierras fronterizas.

Año 1 kehjistaní

Este año se ha tomado como referencia del fin de la guerra de los clanes de magos con la supremacía de los vizjerei, o podría ser el establecimiento de los Zakarum en kurast. (Sin confirmar)

297

Bartuc es derrotado en las inmediaciones de viz-jun.

302

El archidemonio Assur es derrotado en Brennor (Entsteig).

307

Sarnakyle “El mago rojo” lidera a los Vizjerei para que vuelvan a practicar la magia elemental.

800 a 850 aprox

Se funda la ciudad de Alcarnus en una zona llama los vientos lacerantes.
Se descrubre el oasis de Dahlgur y se empeiza a colonizar la zona, el dominio de Caldeum sobre las tierras fronterizas se consolida.

912

Se comienza a construir el monasterio horádrico en lo que será Tristán.

964

Bajo el liderazgo de Azmodan y Belial, muchos de los demonios menores de los infiernos se sublevaron contra los demonios mayores en una rebelión que culmina en el exilio oscuro. Destierran de los infiernos abrasadores a Diablo, Mefisto y Baal y los envían a Santuario.

1004 aprox

El arcángel Tyrael, a pesar de no tener la aprobación del Consejo de Angiris, reúne a héroes mortales para crear a los Horadrim. Les confiere las piedras del alma y les encomienda la misión de localizar y encarcelar a los demonios mayores.

1009

Capturan a Mefisto cerca de las selvas de Kehjistan y lo encarcelan debajo de un templo Zakarum en lo que luego se acabará convirtiendo en Kurast.

1010

Localizan a Baal en el desierto próximo a Lut Gholein. Tal-Rasha, líder de los Horadrim, se sacrifica a sí mismo, (Bajo una prisión confinando a Baal en sí mismo, luchando con el por toda la eternidad) para atrapar a Baal en una piedra del alma dañada.

1019

Finalmente, un grupo de monjes Horadrim bajo el mando de Jered Caín capturan a Diablo. Los monjes entierran la piedra del alma de Diablo cerca del río Talsande en Khanduras y construyen un monasterio horádrico con un entramado de catacumbas sobre el lugar de sepultura.

1025

Fundan la ciudad de Tristán alrededor del monasterio horádrico.

1080 aprox

El monasterio horádrico de Tristán queda abandonado.

1100

Los Horadrim, sin más misión que cumplir, se desvanecen entre historia y leyenda.

1150 hasta 1200 aprox

La iglesia de Zakarum vuelve a intensificar su campaña de conversión y endurece la mano de Zakarum (inquisición). Algunos paladines de Zakarum abandonan la iglesia por considerar al no creyente como parte del mal.

1240 aprox

Karybdus derrota al vizjerei Armin Ra.

1250 hasta 1255 aprox

El demonio Kabraxis es liberado en las ruinas de puerto Tauruk, por un ex-sacerdote Zakarum llamado Buyard Cholik. Ambos refundan su antiguo culto.
Buyard Cholik termina de contruir la catedral del profeta de la luz a las afueras de Bramwell. (Frontera del oeste).
Darric Lang mata a Kabraxis.

1256

Karybdus y Lord Aldric Jitan encuentran el amuleto Luna de la Araña.

1258

El señor del este  Leoric llega a Tristán, se autoproclama rey y convierte el monasterio horádrico, que había estado en desuso durante años, en una catedral Zakarum. Su consejero, el arzobispo Lazarus, libera a Diablo de su prisión en secreto. 
El rey  Leoric cae sumido en la locura mientras lucha valientemente por resistirse a la posesión de Diablo.

1263

Cada vez más desquiciado, el Rey Leoric comienza a encarcelar a todos aquellos que cuestionan su autoridad y los ejecuta por traidores. Declara la guerra a la frontera del oeste.
Bajo la influencia de Diablo, el arzobispo Lazarus secuestra al único hijo del Rey Leoric, el príncipe Albrecht. El aterrorizado joven esta ahora poseído por Diablo.
Lachdanan, capitán del ejército del Rey Leoric, regresa de la desastrosa guerra contra la frontera oeste y se ve obligado a matar a  Leoric. El monarca caído maldice a Lachdanan y a sus seguidores en su último aliento. Poco después, Lachdanan y los guardias del rey son atacados por Leoric, resucitado en el  Rey Esqueleto, cuando intentan enterrarlo.
El arzobispo Lazarus dirige un grupo de ciudadanos a la catedral y los abandona a su suerte con un demonio carnicero sediento de sangre. La gente empieza a huir de Tristán en manadas.
Un héroe solitario llega a Tristán y derrota al demonio carnicero fétido e hinchado (The butcher).
El héroe mata al arzobispo Lazarus y derrota al  Rey Esqueleto.
El héroe derrota a Diablo e intenta contenerlo dentro de sí mismo. A pesar de sus nobles intenciones, su valiente espíritu rápidamente sucumbe ante la corrupción de Diablo. Se convierte en el Nómada de la Oscuridad y abandona Tristán poco antes de que legiones de demonios repugnantes ataquen y destruyan la ciudad y a sus habitantes.
Norrec Vizharan, Sadun Tryst y Fautzin encuentran la tumba de Bartuc. Norrec se pone la armadura accidentalmente y asesina a sus compañeros.
La nigromante Kara Sombranocturna consigue guiar a Horazon hasta la armadura de Bartuc.
Augustus Melevolyn ataca sin éxito la ciudad de Lut Gholein.
El nómada de la oscuridad, asesina al demonio Xazax, en su camino a Lut Gholein.
Riordan Nesardo fallece víctima de un extraño mal.
Khalim muere asesinado, el consejo de los Zakarum se ha corrompido por Mefisto, Sankekur se convierte en el huésped de la piedra de Mefisto.

1264

Un grupo de héroes inicia una misión para derrotar a Diablo y a sus hermanos. Los héroes rescatan a Deckard Caín de una jaula, derrotan a la diablesa Andariel y continúan su viaje al este, en busca del Nómada de la Oscuridad.
Derrotan al señor demoníaco Duriel dentro de la tumba de Tal Rasha. Se descubre que Baal ya ha sido liberado de su  Piedra del Alma.
El Nómada de la Oscuridad completa su transformación en Diablo. El grupo de héroes destruye a Mefisto en la Selva de Kurast.
Los héroes derrotan a Diablo. Su piedra del alma es destruida, junto con la de Mefisto, en la Forja del Infierno.
Zayl, el nigromante y Kentril Dummon consiguen detener a Juris Khan en la ciudad de Ureh.

1265

Baal y su ejército marchan sobre el monte arreat.
Nihlathak, un nigromante de Harrogath. Fue el único de los ancianos que se negó a sacrificarse para proteger la ciudad. Él es el que entregó la reliquia a Baal para que éste pudiese entrar a la Piedra del Mundo evadiendo a los Antiguos.
Los héroes siguen a Baal hasta el Monte Arreat para librar la última batalla entre hombre y el último de los demonios mayores. Aunque los héroes derrotan a Baal, su ejército demoníaco continúa avanzando.
El arcángel Tyrael descubre que Baal ha conseguido corromper la Piedra del Mundo que se albergaba en el Monte Arreat. Al darse cuenta de que no se puede restaurar, Tyrael la destruye de mala gana. La explosión resultante destruye el Monte Arreat, devasta gran parte del campo y diezma al ejército de Baal.

1266

Deckard Cain viaja por el mundo buscando evidencias de una posible invasión infernal.
Fallece el Rey Cornelius I de la frontera del oeste, le sucede su hijo Justinian IV.
Zayl con la ayuda de Selene Nesardo vuelven a confinar al demonio Astrogha en el amuleto Luna de la Araña.
Refugiados de Kurast se instalan en Caldeum.

1280 aprox

Un grupo de mercaderes refunda la ciudad de Tristán, conocida ahora como Nueva Tristán.

1284

Muere el emperador de caldeum Hakan I, le sucede en el trono su hijo Hakkan II.
Desaparece el caballero y erudito Abd Al-Hazir.

1285 aprox

Deckard Caín vuelve a la Catedral de Tristán con Leah. Un meteoro cae sobre la catedral de Tristán. Y...



Fuentes:

Diario de Cain,

Foro diablo3-esp