Exhumado

De Diablo 3 ESP Wiki
Saltar a: navegación, buscar
Exhumado
Monstruo Exhumado.jpg
Exhumado
Tipo: No muerto
Lugar: Acto 1
Rango: cuerpo a cuerpo
Habilidades: Desconocidas

Estos seres, nacidos en fosos de miseria humana, se alimentan del sufrimiento de los hombres. Dondequiera que se hayan arrojado y acumulado cuerpos sin ton ni son pueden surgir exhumados.

De tamaño gigantesco, parecen la fusión de varios cuerpos. Utilizan las enormes púas de su cuerpo para atacar.

Comportamiento

Golpean fuertemente aunque lento.

Misiones relacionadas

No se conocen aún misiones.

Estrategia

Desconocida.

Trasfondo

Algo va terriblemente mal. Puedo sentir el miedo en el aire. Hacía pocos días que había salido de Tristán, cuando vi una aullante bola de fuego desgarrar el cielo a su paso. Como era de esperar, poco tiempo después de haber sido testigo de este presagio apocalíptico, me tropecé con un viajero gravemente mutilado. Mientras la vida lo abandonaba, apenas pudo farfullar la historia de la monstruosidad impía que había destrozado su cuerpo. Llamó a su asesino "el exhumado".

Hace meses, cuando escribí acerca de la peste no-muerta que se cernía sobre nuestras tierras, pensé que era la más nefasta de las amenazas. Pero no es nada comparada con la nueva criatura no-muerta que este pobre hombre me describió.

Era un oficial de la ley o algo así, un guardia local que investigaba la depravada obra de un individuo demenciado, uno de esos que son cada vez más comunes en estos días aciagos. Cuando el guardia encontró inesperadamente una fosa común excavada por este lunático enfermo, un enorme y asqueroso behemoth con cuernos surgía de debajo de la tierra. El moribundo viajero describió a esa repugnante bestia—o como él la llamó: "el exhumado"—como un ser formado por trozos abotargados de muchos cadáveres fétidos en estado de descomposición, con multitud de cabezas desfiguradas y bocas llenas de colmillos babeantes. Aquel día tuvo suerte, pero cuando regresó acompañado por varios hombres para que le ayudaran a encargarse de la bestia, descubrieron para su asombro que el engendro no-muerto era demasiado poderoso para todos ellos juntos. Hasta el último hombre luchó con valor, sacrificándose para evitar que la bestia arrasara las tierras, arrebatando quién sabe cuántas vidas inocentes. Él era el último superviviente y, antes de morir, me confesó henchido de orgullo que habían conseguido erradicar a la nauseabunda criatura exhumada.

Estos seres, nacidos en fosos de miseria humana, se alimentan del sufrimiento de los hombres. Dondequiera que se hayan arrojado y acumulado cuerpos sin ton ni son pueden surgir exhumados. No puedo evitar preguntarme si esto es algún tipo de justicia cósmica por nuestra falta de humanidad hacia el prójimo. Pero, ¿qué fuerza los mueve? ¿Qué otorga vida a estas cosas? ¿Qué los hace tan terriblemente distintos de los zombis del montón o de los no-muertos esqueléticos "normales"?

Algunos días realmente tengo la sensación de que el fin de la humanidad debe de estar cerca. No cabe duda de que nuestro mundo es el hogar de una gran variedad de criaturas perturbadoras e inquietantes, pero cada amanecer parece traer nuevas de más desgracias que nuestra gente debe soportar. La oscuridad se acerca, amigos... Recordad mis palabras.[1]

Referencias