Belial

De Diablo 3 ESP Wiki
Saltar a: navegación, buscar
Belial
Belial1a.JPG
Belial
Tipo: Demonio
Lugar: Acto 2→Palacio Imperial
Rango: cuerpo a cuerpo
Habilidades: Bolas de Fuego - Refuerzos - Machacasuelos - Aliento de Rayos - Ataque con Rayos

Señor de la Mentira

Belial, el Señor de la Mentira, es uno de los demonios menores, que forma parte de los Señores del Infierno. Junto con Azmodan consiguen exiliar a los tres demonios mayores a Santuario, tras lo cual estalló una guerra civil entre los dos demonios menores por el control de los Ardientes Infiernos. Belial rápidamente perdió la guerra después de tan sólo dos décadas, y se desconoce si se sometió a Azmodan después de eso.

Este demonio es el jefe final del Acto 2 en Diablo 3 y forma parte de la búsqueda: "Señor de la Mentira", objetivo 3: "Mata a Belial".

Segunda transformación de Belial

Historia

Belial4.JPG
Belial1.jpg


Belial participó en el Exilio Oscuro para derrocar a los demonios mayores, creyendo erróneamente que Diablo y sus hermanos, Mefisto y Baal, han dudado en el Gran Conflicto. Durante el exilio, Belial gobernó la mitad del infierno contrariamente a Azmodan. Debido a su liderazgo en conflicto, todo el infierno se polariza en un estado de guerra civil. Uno de sus siervos es Xazax. No se sabe si Belial se unió a Andariel y Duriel en apoyar el retorno de los demonios mayores, pero con su derrota, lo más probable es que el infierno haya regresado a su estado anterior de guerra.





Extractos del Libro de Cain

Belial3.JPG
"...No poseo información de primera mano sobre Belial. Lo poco que sé del Señor de la Mentira es que varios escritos lo describen como un embaucador y un maestro del engaño.

Belial posee la noción de que la percepción es la realidad, y su único objetivo es dominar la realidad. No miente por el placer de mentir, sino que tergiversa para controlar la percepción que los demás tienen de la realidad.

Nada deleita más al Señor de la Mentira como el instante en el que sus víctmas se dan cuenta de que han sido engañadas. Ese breve momento de vulnerabilidad y traición. Presiento que, de aparecer en nuestro plano, lo haría bajo la forma de un maestro orador o de un mortal de inmensos recursos e influencia, quizá un líder respetado. Bajo su rostro acechará el verdadero Belial. Oculto, retorcido y astuto, una criatura de gran clarividencia y maestría. Con sus retorcidas maquinaciones, llevaría sin duda la humanidad a la ruina.

En el caso de que invadiera el plano real, es de prever que diversos engaños enmascaren su llegada. Puede que el único punto débil de Belial sea que sus engaños no terminan con los demás, ya que las intrincadas hebras de sus propias maquinaciones lo fascinan sin remedio.

Basándome en los informes de los interrogadores Vizjerei, creo que el Reino de la Mentira, en un principio, tendría el aspecto de un paraíso fecundo y placentero. Sin embargo, no tardaríamos en percibir la naturaleza de Belial. Al adentrarnos más y más en su reino, veríamos que la belleza no es más que un cebo que nos lleva de una tortuosa trampa a otra. Para cuando nos diéramos cuenta de ello, nuestra percepción de la realidad habría quedado retorcida sin remedio.

Esta hipótesis se apoya en el siguiente testimonio, obtenido tras aplicar magia sagrada sobre un humano poseído llamado Garvos:

El reino de Belial es un mundo de ilusiones. Lo que parece un remanso de paz puede tornarse en una mazmorra que desgarra tu mente y tu sentido de la realidad. Escapar parece imposible. La fruta más apetecible puede ser podrida por dentro, y explotar al morderla en una marea de gusanos. Los pasillos y escaleras se doblan sobre ellos mismos, o desembocan en abismales precipicios o construcciones impenetrables. Las doncellas más hermosas se tornan en ajadas viejas con un mero roce. Los muros, los pozos sin fondo y las empinadas cuestas pueden no ser más que una ilusión. La risa de Belial resonaba en el viento cada vez que caíamos presa de sus artificios.

Se dice que, tras ser interrogado, el demonio emergió de Garvos destrozando su cuerpo y matándolo de forma instantánea..."


-Deckard Cain-

Estrategia

BelialA.JPG
BelialB.JPG
BelialC.JPG

La batalla contra Belial consta de tres fases. En la primera te enfrentarás a infinitas oleadas de centinelas y evocadores velados. El Palacio Imperial en forma de media luna, proporciona justo el espacio suficiente para maniobrar de principio a fin. Usa esta táctica para ganar tiempo, evitar que los enemigos te rodeen y lanzar ataques a distancia. Las habilidades que relentizan y atrapan al enemigo o hieren a todos los rivales que el héroe tiene delante son útiles en la primera fase del combate.

No te tomes a la ligera el combate contra los centinelas y evocadores velados, pues te derrotarán si no utilizas correctamente tus pociones y esferas de salud. Ataca a un puñado de enemigos para debilitarlos, lanza una habilidad con área de efecto para relentizarlos(el Destello cegador del Monje y el Abrazo de los muertos del Médico Brujo resultan muy útiles), y retrocede para ocuparte de los que lleguen en dirección contraria.

Belial se acabará aburriendo de verte masacrar a sus guardias y se unirá a la refriega. Aunque usará su Hoz para atacar al héroe a corto alcance, su ataque más común consiste en lanzar tres bolas de fuego verdes, acompañadas por una horda de insectos similares a los que controlaba Maghda. Las bolas de fuego verde se diseminan en el aire, de modo que cuanto más alejado estés de Belial, menos te costará esquivarlas.


BelialD.JPG
BelialE.JPG

La forma actual de Belial dispone de un x15 de la vida de los centinelas velados que invoca, de modo que no resulta factible ignorar a los centinelas y centrarse en Belial. Elimina a algunos centinelas evocados y evocadores velados para impedir que te rodeen, lo que te proporcionará el beneficio añadido de conseguir una buena reserva de esferas de salud. Concéntrate en esquivar a los centinelas velados(y las bolas de fuego de Belial), y acercate al demonio. Usa ataques que tracen un arco amplio para golpear a varios enemigos a la vez. ¿Así podrás deshacerte de los cetinelas y evocadores a la vez que infliges daño a Belial!

La tercera y última fase de la batalla es totalmente distinta a todo lo que el héroe ha conocido hasta ahora. Belial adopta su enome forma demoníaca, tan pesada que aplasta gran parte del Palacio Imperial, y el héroe queda sobre una plataforma semicircular suspendida en el aire. Belial se apoya en la pasarela y ocupa todo el arco en el que anteriormente se alzaba el trono. Lanza rápidamente cualquier hechizo de protección de armadura que tengas y ataca de inmediato a Belial. No importa dónde lo golpees: todo su cuerpo es vulnerable al daño.


BelialF.JPG
BelialG.JPG

En la tercera fase, Belial dispone de varias opciones letales, pero la más común es un ataque cuerpo a cuerpo con el apéndice derecho o izquierdo. Una horda de insectos y el círculo verde que aparece en el suelo anuncian este ataque, así que mantente alejado de la zona de impacto y muévete en círculo para golpear el cuerpo de Belial. Verás un círculo similar antes de su ataque "Machacasuelos". Este ataque a dos brazos, libera una horda de insectos enorme y una poderosa onda expansiva. Este ataque suele drigirse al centro del campo de batalla, así que el héroe deberá retirarse a los límites de la plataforma para evitar los brazos.

Todos los luchadores deberán seguir utilizando tácticas de golpear y escapar cuando Belial ataque cuerpo a cuerpo. Observa dónde aparece el círculo verde y abandona al instante la zona(no te olvides dejar espacio para todo el brazo). Prosigue con el ataque hasta que Belial pase a las tácticas a distancia.

El ataque "Aliento de Rayos" de Belial, barre el balcón de izquierda a derecha, causando graves daños a todo lo que hay en su camino. Ciertas habilidades, como Piel Adamantina y Tolerancia al Dolor, pueden protegerte de este ataque, pero es preferible que te sitúes en un extremo de la plataforma y esperes a que pase. Antes de lanzar el ataque, Belial retira los brazos de la zona del combate, como para coger aliento.


BelialH.JPG

También debes tener cuidado con su "Ataque de Rayos". Cuando Belial coloque sus apéndices en los extremos derecho e izquierdo del balcón, aléjate de las hordas de insectos, pues indican hacia dónde se dirigirá la siguiente salva. Durante unos siete segundos se producirán explosiones verdes que arrasarán la zona de impacto. Se trata de un ataque devastador que puede acabar rápidamente con la vida del héroe si no tienes cuidado. ¡Pero muchas veces podrás deslizarte entre los brazos extendidos y continuar el ataque justo delante de su rostro! Presta atención a tu barra de vida, evita los círculos verdes, ¡y no dejes de atacar! Belial dispone de una enorme cantidad de vida y la única forma de derrotarlo consiste en atacarlo sin cesar.

Una vez que Belial sea derrotado, reúne el botín y recoge el alma de Belial, que permanece en el Palacio Imperial tras el combate. Usa el portal de la ciudad para volver al Campamento Secreto y habla con Tyrael.



¡Has liberado a los habitantes de Caldeum de la ira de Belial!

En la beta

Belial.png


Belial, en la beta de Diablo 3 sólo se había visto en el arte conceptual y en un retrato encontrado en los archivos de beta.


Lo que se dijo:

"Él parece flotar con un esqueleto como un cuerpo. También tiene dos bocas, una a cada lado de la cara, y al parecer cuatro ojos, similares a Azmodan."

"A pesar de que Belial todavía no ha aparecido en ningún juego, libros u otros medios, se sabe que utiliza mentiras y engaños con gran eficacia."


Galería de Imágenes




v · d · e Demonios
Mayores: Destrucción: Baal • Terror: Diablo • Odio: Mefisto
Menores: Angustia: Andariel • Pecado: Azmodan • Mentira: Belial • Dolor: Duriel
Pecados: Avaricia: ¿? • Envidia: ¿? • Gula: ¿? • Ira: ¿? • Lujuria: Cydaea • Pereza: ¿? • Soberbia: ¿?
Otros: AssurAstroghaGulagHephastoShenkThonosKabraxisLilithLucionXazax